COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

La nueva era del PACS y la revolución en el sector de salud

Por Pixeon em 6 de marzo de 2018

Proporcionar a las organizaciones de salud las informaciones detalladas de los pacientes es un reto. Todos los sectores de una clínica u hospital necesitan compartir los mismos datos para que el flujo de trabajo sea continuo y efectivo. Además, las empresas de Healthcare IT vienen desarrollando nuevas generaciones de PACS (Picture Archiving and Communication System), con los que se puede visualizar variados tipos de imágenes e informaciones, en dispositivos y tecnologías diferentes, facilitando acceder y compartir datos en toda la institución.

El PACS es un sistema de archivo y comunicación de imágenes, cuyo uso ya es consolidado mundialmente, que hace el almacenaje de todo el historial de exámenes e informes de los pacientes, permitiendo que esas informaciones estén seguras y puedan ser distribuidas y visualizadas por medio de esta herramienta. Esa funcionalidad ha contribuido para que el sistema tenga cada vez más espacio y relevancia en hospitales y, principalmente, en clínicas de diagnóstico por imagen. Según datos del Market Research, el mercado de PACS debe llegar a 5,4 mil millones de dólares en escala global hasta 2017.

La arquitectura de los PACS viene evolucionando con el paso de los años en vista de las necesidades de las instituciones. El sistema nació en una arquitectura monolítica y era usado solamente en el área de radiología. Siguiendo la tendencia y la demanda de las organizaciones de salud y de las nuevas soluciones tecnológicas, este software está reinventándose, lo que contribuye para una verdadera revolución en el mercado de diagnóstico por imagen.

El primer gran cambio de esta solución ocurrió alrededor del año 2000, cuando el PACS pasó a integrar los datos de las instituciones con el RIS (Radiology Information System). Esa unificación de los dos sistemas permitió que el departamento de radiología de las entidades de salud obtuviese grandes beneficios en lo que se refiere a la organización de los archivos de imagen y al proceso de informes como un todo. El registro único del paciente, la administración y distribución de imágenes, la reducción del tiempo de espera, tanto del paciente como del cuerpo clínico, para el diagnóstico, y una mayor eficiencia operacional son algunas de las ventajas.

Hoy vivimos una nueva era. Estamos en la etapa de los Desconstructed Pacs. Una terminología que evoca una nueva plataforma arquitectural de producto, que está basada en tres pilares:

VNA (Vendor Neutral archive): componente que realiza el almacenaje de documentos, imágenes e informaciones, permitiendo que cualquier sector de la institución acceda a los datos de forma estructurada. En el VNA es posible almacenar cualquier información que sea pertinente al paciente.

Visualizador de imágenes Web-based (enterprise viewers): independientemente del visualizador o sistema operacional utilizado, la imagen podrá ser accedida en varios dispositivos, ya sea tabletas, teléfonos o estaciones de trabajo de diagnóstico avanzado a través de tecnología ZFP (zero foot print).

Workflow para la tratativa del flujo médico: un componente de definición de flujo de trabajo es necesario para orquestar todo el proceso de informe médico. El médico puede configurar la cabina de mando de servicio de una forma personalizada, utilizando diversas configuraciones personalizadas. Otra gran ventaja es la medición de productividad del proceso basada en niveles de servicio predefinidos.

Otro gran pilar de este modelo es trabajar con estándares de mercado (EHS, DICOM, HL7) que facilitan la integración entre productos, haciendo las soluciones más combinables.

Esta nueva arquitectura de PACS posibilitará la integración de todas las áreas de una institución de salud, trabajando para que la información transite entre el médico, el paciente y la institución de una forma fluida y sin escollos tecnológicos.

Otra gran evolución en el mercado de PACS se refiere al CloudStorage. Esta tecnología permite el almacenaje (archiving) de imágenes antiguas (Long Term Storage) en la nube, en un modelo de Software como un Service (SaaS). Con eso las instituciones reducen la inversión en infraestructura, simplifican la gestión de operación y minimizan riesgos de pérdida de imágenes. Toda esta tecnología está asociada a una predicción, en la cual el flujo de trabajo de la programación médica está integrado a la solución, pudiendo hacer el pedido de la imagen en la nube para la institución de salud, cuando necesario.

Las ventajas de adoptar sistemas como éste son innumerables, y es indiscutible que la evolución de la tecnología aplicada a la salud camina a pasos agigantados. Todas las tecnologías citadas aquí ya son realidad en el mercado de la salud, y cualquier institución puede tener acceso a ellas, ya sea en Brasil o en el exterior. Estamos frente a una nueva era.

COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

Comentários

Vea también

Acompañe las novedades sobre nuestros productos y nuevas alianzas

Cuidado del paciente: la solución para la salud global

Cuidado del paciente: la solución para la salud global

El cuidado respetuoso y sensible con las preferencias y necesidades del paciente es la garantía de que sus valores guían las decisiones clínicas – estos son los aspectos del concepto de Patient Centered Care, de acuerdo con el Institute of […]

Acompañe Pixeon. Leer más noticias